BANDURRIA EDUARDO FERRER 1936

BANDURRIA EDUARDO FERRER 1936

1.500,00 

Categoría: Product ID: 35666

Descripción

TAPA: PINO

AROS Y FONDO: MORAL

AÑO DE CONSTRUCCION: 1936

ACABADO: GOMA LACA

ESTADO: MUY BUENO

EDUARDO FERRER

La Casa Ferrer es una de las guitarrerías más antiguas de España. Fundada en 1875 por Benito Ferrer Martín. Primero estuvo instalada en el Albayzín, luego en el Realejo, después en el barrio de Santa Ana y por último en La Churra y la Cuesta de Gomérez, donde permanece en la actualidad.  Desde su creación, hasta nuestros días, la familia Ferrer regenta este establecimiento de reconocida fama y lugar de formación de varias generaciones de guitarreros.

Eduardo Ferrer es la 2º generación de la Casa Ferrer (1925 – 1970).

Tras el fallecimiento de Benito Ferrer en 1925 la dirección del taller corrió a cargo de su sobrino Eduardo Ferrer Castillo (1905-1988), de cuya instrucción se había ocupado el fundador de la Casa Ferrer.

Durante gran parte de 1929 el Taller de la Calle Santiago estuvo cerrado y Eduardo Ferrer se marcha de Granada por motivos que se desconocen. Esta circunstancia propicia que tenga contactos enriquecedores. Primero viaja a Madrid, donde toma contacto con Ramírez y Marcelo Barbero. El último fue el que tuvo una mayor influencia en Eduardo. Luego emprende viaje a Barcelona y allí está con Fleta.

En 1940 traslada su taller al Huerto del Loro en el barrio de Santa Ana, al pie de la Alhambra. Allí, en torno a las distintas cuevas del lugar, ante la demanda de todo tipo de productos en la España de la posguerra, fabrica además de instrumentos musicales, aros de bordar, colas de carpintería, juguetes y madroñeras, con la colaboración de un grupo de operarios. Entre 1953 y 1963, funcionan a la vez este taller y otro que se abre en la Cuesta de Gomérez 26.

En 1964 se cierra el Huerto del Loro y abre una nueva factoría en los bajos de la casa familiar situada en la Placeta de Benalúa. A la vez se mantiene activo el taller de la Cuesta de Gomérez y llegan a abrirse dos tiendas, una durante la década de los setenta en Baños de Don Simeón y otra en Sevilla que se abre en 1968 bajo la denominación de Casa Ferrer Guitarrería, que sólo estuvo activa durante un breve periodo de tiempo.

De especial importancia es la labor didáctica de Eduardo Ferrer. A partir de 1953 decide comenzar a transmitir sus conocimientos sobre la construcción de instrumentos a distintos alumnos. De acuerdo con su criterio quienes se dedicaran a la construcción de guitarras, bandurrias, laudes o castañuelas, debían conocer las particularidades del trabajo de la madera. Es por ello que elegía a sus discípulos entre quienes ya tuvieran conocimiento de carpintería o ebanistería.

De acuerdo con su fecha de incorporación al taller, pueden considerarse alumnos de la Casa Ferrer: Los fallecidos Manuel Fernández Fernández y Antonio Durán Zurita. Antonio Reinosa, que ya no ejerce como guitarrero. Y los todavía en activo: Antonio Marín Montero, Francisco Manuel Díaz, los hermanos Manuel y José López Bellido, Rafael Moreno Rodríguez, Germán Pérez Barranco, Juan Miguel Carmona y Juan López Aguilarte.

×